Purificación del Cebo

Se toma una olla y se le echa el sebo de cordero o cualquier otro, y se le coloca agua en cantidad suficiente de tal manera que lo cubra.

Se le adiciona a esto sulfato de aluminio o alumbre en cantidad de 50 gramos por kilo de sebo y 50 gramos de sal marina.

La ponemos a hervir hasta que se diluya el sebo completamente, lo dejamos enfriar totalmente, y esperamos que se solidifique por encima del agua. Y este sebo que está por encima del agua es el que vamos a usar, el resto del agua con los sedimentos se bota.

Se repite el procedimiento con este sebo con sal y sulfato de aluminio o alumbre una vez o más veces o hasta que salga puro y sin olor. Este es el que se usa para fabricar el jabón.

¿El carbonato de potasio, da dureza y transparencia al jabón y al sebo?